Focus group

¿Qué es?

El Focus Group es una técnica cualitativa de investigación de mercados que consiste en reunir a varias personas, normalmente entre seis y nueve, entre los que se encuentra un moderador para opinar y debatir sobre determinados temas, como productos, servicios y campañas de marketing de una empresa. 

Normalmente se trata de personas que no se conocen entre sí, pero que comparten características comunes, como comportamientos de consumo o datos demográficos. 

Durante la sesión se solicita a los participantes que contesten libremente a una serie de preguntas que el moderador va presentando, con el objetivo de generar una conversación activa y espontánea. La finalidad es opinar sobre varias alternativas para un mismo asunto, para que los participantes las valoren y conocer así su probabilidad de éxito. 

En el focus group es muy importante la selección de los participantes, así como el establecimiento de objetivos para no perder el foco de la entrevista y extraer la información más valiosa posible.  

Para organizar un focus group es necesario seguir los siguientes pasos: 

  1. Definición del problema y de los objetivos: se establece el problema que se quiere resolver y el listado de preguntas. 
  2. Elección de los participantes: la selección dependerá de los objetivos planteados, teniendo en cuenta el número de participantes y que sea un grupo homogéneo. También hay que elegir un facilitador y un asistente, si es posible. Los participantes se pueden elegir de la cartera de clientes de una empresa, personas conocidas o leads. 
  3. Selección de moderadores: puede ser un trabajador de la empresa o un consultor. 
  4. Planteamiento de la sesión y de las reglas: explica a los participantes el funcionamiento del focus group, las reglas y el asunto que se va a tratar. 
  5. Moderación: el papel del moderador es fundamental para crear un ambiente agradable en el que los participantes se sientan cómodos para expresar sus opiniones. 
  6. Análisis de los resultados. 

¿Para qué sirve? 

La técnica de Focus Group se utiliza para: 

  • Detectar qué es lo que no funciona en un producto/servicio y modificar el producto/servicio o idea que se está planteando para que tenga más probabilidad de éxito, basándonos en las opiniones de los participantes. 
  • Comenzar un proceso de rebranding, cuando una marca ya no atrae a tanto público, puede ayudarle a darle un giro adaptado a las nuevas necesidades y comportamientos de los consumidores.  
  • Conocer de primera mano la opinión de nuestros clientes sobre un aspecto importante del negocio. 

¿Cuándo se usa? 

Normalmente se lleva a cabo en la etapa de definición de un producto, antes de su desarrollo, para escuchar el feedback de clientes potenciales y realizar modificaciones o mejoras antes de lanzarlo al mercado. 

También se realiza a lo largo de la vida de un producto como punto de control de la adaptación del producto a los cambios en las necesidades y comportamientos del consumidor. 

Cuando se va a lanzar una campaña de marketing o de publicidad con un coste muy elevado. Permite testear varias opciones con nuestros clientes potenciales y nos puede ayudar a decidir en cuanto al diseño, el eslogan, el contenido…